LOS INMIGRANTES ANTE LA CRISIS

(Carlos Pereda – licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, miembro fundador del Colectivo IOE, de investigaciones sociológicas)

ENCUENTRO FEBRERO-2009

INMIGRACIÓN – LA GRAN NOVEDAD

El fenómeno de la inmigración en España en los últimos años constituye la gran novedad que está transformando profundamente nuestra sociedad, que está dando lugar a una nueva ciudadanía. Se trata de una novedad en el desarrollo histórico de nuestro país y una novedad también si lo comparamos con la actual inmigración en otros países . Hace unos 15 años, en las previsiones de población para España que hacía la O.N.U., calculaba que en los años siguientes descenderíamos hasta unos 32 millones. La realidad al día de hoy es que hemos pasado de los 39 millones de entonces hasta los 46 millones que pronto alcanzaremos.

El 85 % de este crecimiento, entre los años 2001 a 2008, se ha debido a la inmigración. El saldo positivo (entradas menos salidas de extranjeros) anual ha sido de unas 575.000 personas; mientras que el saldo del crecimiento natural (nacimientos menos muertes) ha sido de unas 50.000 por año; teniendo en cuenta, además, que hasta un 16 % de los padres de estos nuevos nacinientos son también extranjeros. A nivel europeo somos el primer país en crecimiento relativo y el segundo en términos absolutos , después de Alemania.

Los países de origen de los inmigrantes son además muy diversos, prácticamente proceden de todas las áreas geográficas y culturales del planeta. Lo que plantea oportunidades nuevas para el enriquecimiento, no sólo económico sino también cultural de nuestra sociedad, pero , al mismo tiempo, nuevos retos debidos a la enorme variedad de costumbres y maneras de ver la vida. En cuanto a los derechos sociales: hasta ahora, aunque haya críticas que hacer en otros aspectos, han podido disfrutar de los derechos básicos. A diferencia de otros países, en España ha bastado el trámite del empadronamiento (aunque no “tengan papeles” ) para poder acceder a algunos de ellos: educación obligatoria, tarjeta sanitaria ...

El fenómeno migratorio no es más que un síntoma, la punta del iceberg, de otras situaciones más de fondo que no aparecen a primera vista. Y , a pesar de su magnitud en las últimas décadas, no es mayor que en algunos otras etapas de la historia humana; apenas un 3 % de la población mundial En el siglo XIX y comienzos del XX las migraciones de Europa a otras zonas geográficas fueron mayores de lo que están siendo las migraciones de hoy. Los de entonces y los de ahora no hacían otra cosa que ejercitar uno de los derechos humanos universales básicos: el derecho a sobrevivir y a mejorar su nivel de vida o simplemente a cambiar. Al mismo tiempo nuestros países ricos, al menos hasta ahora, han necesitado de su fuerza de trabajo y el crecimiento en población que aportan.

En contraste con ello, las políticas europeas cada vez son más restrictivas . Sus consecuencias: mayores peligros, muertes, explotación desvergonzada que se aprovecha de las condiciones en que se tienen que dar el traslado de unos países a otros. Estas políticas suponen unas prácticas hipócritas por parte de los países ricos que firman todas las declaraciones de derechos humanos, pero ponen todas las dificultades para que se pueda hacer realidad el primero de ellos: el derecho a la vida y la supervivencia, a la libertad de circulación dentro del planeta. Circulación que se hace necesaria, cuando se descubre el abismo que separa unos niveles de vida de otros y cuando un análisis en profundidad nos desvela las relaciones económicas jerarquizadas e injustas entre países ricos y pobres. Con la llegada de la crisis económica habrá que estar atentos a que no proliferen actitudes xenófobas y racistas, cargando sobre ellos, como “chivos expiatorios”, los problemas que se vayan presentando. Si hasta ahora han sido un factor de enriquecimiento económico y cultural, no podemos desentendernos de su futuro cuando las cosas se ponen difíciles para todos.

IMPACTOS DE LA INMIGRACIÓN

En la economía : De 1994 a 2008 la población ocupada en España ha pasado de 12 millones a 21, aunque en condiciones de trabajo precario y barato. Los que han cubierto este aumento han sido : los parados españoles, los jóvenes que acceden al mercado de trabajo, las mujeres que lo han hecho de forma masiva y los inmigrantes (unos 3,5 millones). Si no hubiera sido así, la economía española se hubiera colapsado ya que es una economía en que predominan los sectores extensivos en mano de obra.

Aportación de los inmigrantes: Según estudios realizados por la Oficina de la Presidencia del Gobierno, de la O.C.D.E., de los Bancos y Cajas de Ahorros ... , se calcula que el 30 % del aumento del P.I.B. entre 1995 y 2005 se puede atribuir al trabajo de los inmigrantes; y que sobre el 50 % de los nuevos puestos de trabajo han tenido su origen de una u otra forma en la presencia de inmigrantes entre nosotros.

En cuanto a las finanzas públicas: En el año 2005, por ejemplo, el 6,6 % de los ingresos de los Presupuestos Generales del Estado procedían de la aportación de los inmigrantes. A ellos se puede atribuir también la mitad del superavit que se logró en las cuentas públicas ya que aportan más de lo que reciben: se calcula que hasta un 20 % de saldo positivo ya que son usuarios en menor medida que los nativos de los servicios públicos. Hay, por ejemplo, unos 30 cotizantes extranjeros por cada jubilado extranjero, mientras que hay unos 3 cotizantes españoles por cada jubilado español. La causa de la saturación de los servicios públicos no es la presencia de los inmigrantes sino que en estos años el gasto público no ha crecido en la misma proporción que lo ha hecho el crecimiento del P.I.B.

A nivel internacional, España ha sido en el año 2007 el primer país europeo desde donde se han enviado más remesas de dinero: unos 8.000 millones de euros contabilizados por el Banco de España, a los que se pueden añadir otros 2.000 millones no contabilizados por realizarse entre particulares. Esta cantidad supone más del doble de todo lo enviado por la Ayuda Oficial al Desarrollo, con la particularidad de que se trata de una aportación que va directamente a las familias.

En lo laboral: ¿En qué condiciones laborales se ha dado este crecimiento económico? : El trabajo de los inmigrantes ha supuesto una oferta abundante en sectores deficitarios en mano de obra : trabajo doméstico, construcción, agricultura, hostelería. Teniendo en cuenta que los no comunitarios en un 91 % son asalariados, mientras que los de origen comunitario un 30 % trabaja por cuenta propia.

Una oferta de mano de obra barata : el salario medio percibido por los trabajadores inmigrantes ha sido en 2007 de 11.000 euros al año, mientras que el salario medio en España ese año ha sido de 19.000 euros. Los extranjeros ganan un 43 % menos que los españoles.

Una oferta de mano de obra precaria : Trabajan con contratos temporales : un 62 % de los no comunitarios mientras que la media española está en torno al 30 %.

¿Cómo les está afectando la crisis ? : El paro es el exponente más crudo de la situación de precariedad laboral. Cuando el paro afecta a todos los miembros de la familia y se van terminando los seguros de desempleo, la situación se convierte en tragedia. Según la Encuesta de Población Activa de Diciembre de 2008, en el último año el número de parados ha crecido en 1.280.000 personas y el 7 % de los hogares tenían ya a todos sus miembros en paro.

Ya que algo más de la mitad de los parados proceden de los antiguos contratos temporales , los porcentajes de parados suponen el 12,5 % de la población ocupada española (habiendo crecido un 60 % en 2008) y el 21,6 % de la población inmigrante (habiendo crecido en 2008 un 91 %). Estos contratos temporales están facilitando a los empresarios el despido prácticamente gratis.

Y es probable que esta situación se vaya agudizando en el futuro.

DIÁLOGO :

P. - Los datos que nos has dado contradicen muchos de los tópicos de la opinión pública sobre los inmigrantes. ¿ A qué se pueden deber esos tópicos y cómo crear otra opinión más ajustada a la realidad, más respetuosa?

R.- Hemos hecho dos investigaciones en este sentido; una sobre “La convivencia en Madrid” y otra sobre “Cómo se sitúan los inmigrantes”. Tenéis los resultados en nuestra página web. Llegamos a la conclusión de que la opinión de la gente en este tema responde más a tomas de postura previas que a los datos objetivos; hunden sus raíces en distintas maneras de entender la convivencia ciudadana .

Serían las siguientes :

- La monocultural : piensan que para la buena convivencia es necesario homogeneizar las culturas para manejar mejor la convivencia. En cuanto a los inmigrantes: o que no vengan o, si vienen, que no se mezclen con nosotros porque destruyen nuestra identidad.

- La asimilacionista: que vengan si nos conviene, pero primero los españoles. Y que se adapten a nuestras normas, se integren en nuestra cultura.

- La pluricultural competitiva: que convivan y compitan en nuestra sociedad, una sociedad con muchas culturas que se relacionan compitiendo unas con otras.

- Intercultural: superar cualquier forma de discriminación. Para ello todos hemos de hacer un esfuerzo por cambiar. La integración ha de ser mutua para, entre todos, superar la actual situación y dar lugar a otra nueva ciudadanía, a una nueva cultura más global.

Parece claro que esta última se compagina mejor con la perspectiva cristiana , con su mensaje de universalidad, catolicidad

P.- Muchos de los españoles que piensan así han sido antes ellos mismos emigrantes ¿Podemos pensar que los mismos inmigrantes de hoy tendrán estos mismos prejuicios el día de mañana?

R.- Ya los están teniendo hoy. Las formas de pensar no dependen de haber nacido en uno u otro país.. Hay inmigrantes conservadores que han interiorizado el discurso monocultural y competitivo respecto a los que han venido algunos años después.

Hay que realizar una trea educativa con todos . A ellos mismos les cuesta descubrir las claves de las situaciones y problemas que padecen. No siempre la postura crítica acompaña a la situación de opresión. Y la mentalidad ambiente consigue culpabilizar de su situación a las propias víctimas. De ahí la importancia de plantearse un proyecto educativo intercultural para ir dando lugar a una nueva ciudadanía en condiciones de igualdad, sobre la base de una ética planetaria.

Ante la crisis que estamos viviendo del capitalismo salvaje ya hay voces que plantean si no habrá llegado el momento de dar otro enfoque al sistema productivo, abrirse a una nueva manera de organizar la sociedad : para responder a las necesidades básicas de la humanidad, ¿qué hemos de producir? ¿para qué? ¿para quiénes?.

El experto norteamericano en economía-mundo Inmanuel Wallerstein en una reciente conferencia en el Museo Reina Sofía piensa que estamos asistiendo a una crisis estructural del sistema capitalista que toca a su fin; se trata de una crisis civilizatoria. . Hasta ahora la organización socio-económica del sistema capitalista ha sufrido altibajos en su desarrollo histórico, pero ha sido capaz de integrar y superar todas las crisis con las que se ha ido enfrentando. Pero esta crisis tiene un alcance mucho mayor; el planeta no puede soportar por mucho más tiempo el modelo de desarrollo actual. Vivimos una época decisiva. Lo que hagamos en el campo educativo, social ... en estos próximos años, probablemente tendrá un alcance mayor.

Lo decía también F. Mayor Zaragoza recientemente: “Que los súbditos se transforman en ciudadanos, los espectadores impasibles en actores, para que tenga lugar un cambio profundo del fondo y de la forma en el ejercicio del Poder. La gran transición de una cultura de fuerza e imposición a una cultura de la palabra requiere educación en todos los grados y durante toda la vida: el fomento de la creativídad y diversidad cultural; promoción de la investigación científica; de la sanidad para todos.

Las crisis son una oportunidad para edificar un mundo nuevo, para volver a situar los principios éticos universales de la justicia, la democracia genuina. No desperdiciemos las oportunidades, debemos recordar, todos los días, el sabio aviso de Sófocles: "Cuando las horas decisivas han pasado es inútil correr para alcanzarlas".

( F. Mayor Zaragoza , “El País”, 15-11-2008)

BIBLIOGRAFÍA :

- Colectivo IOE, “Inmigrantes, nuevos ciudadanos” (¿Hacia una España plural e intercultural?) publicado por Fundación de las Cajas de Ahorros, Madrid - 2008, 125 páginas.

También en www.colectivoioe.org

Contenidos :

- España, polo de atracción de migrantes internacionales:

1.- El contexto de las migraciones internacionales. Perspectiva histórica 2.- España migrante. De país de emigración a país de inmigración. 3.- Panorama de la inmigración en España. Principales tendencias.

- Impactos y retos para la cohesión social:

4.- Inmigración y economía. 5.- Inmigración y mercado de trabajo. 6.- Inmigración y sistema educativo. 7.- Inmigración y vivienda. 8.- Inmigración y libertad religiosa. 9.- Inmigración y seguridad ciudadana. 10.- La opinión pública ante la inmigración.